ATENEA: LA DIOSA DE LA SABIDURÍA Y LAS ARTES

      De todos sus hijos del que más orgulloso se sentía Zeus era Atenea, que habría de convertirse en su compañera más próxima y querida, pero por encima de todo era la única capaz de calmar la ira de éste e incluso de convencerlo de que cambiara de opinión.
    

    El mito del nacimiento de Atenea tiene los mismos elementos de otros mitos, en este caso Zeus temió que el hijo que naciera de Metis, titánide de la prudencia y la sagacidad, fuera más poderoso y sabio que él, así que la engulló con la esperanza  de matar al hijo y asimilar al mismo tiempo la sabiduría de la titánide. Pero al cabo de unos meses empezó a sufrir una jaqueca tan horrorosa que ordenó a Hefesto que le abriera la cabeza con un hacha; al hacerlo salió del interior Atenea ya adulta y perfectamente armada. Estaba destinada a permanecer siempre casta, pero Hefesto quería casarse con ella, y ante la negativa de ésta intentó violentarla, Atenea se libró de su acoso pero después de limpiar el semen que manchaba su cuerpo con una madeja de lana arrojó ésta al suelo y de ella nació Erictonio, un monstruo, mitad superior hombre e inferior serpiente. A pesar de no ser su hijo lo adoptó y crió como propio, y se ocupó de darle una educación hasta convertirlo en rey de Atenas .Tras su muerte lo convirtió en una estrella de la constelación del Auriga. Era la diosa virgen de la sabiduría, protectora de las artes y los oficios, y también de Atenas y su templo el Partenón presidía toda la ciudad. ¿Cómo llegó a ser diosa de Atenas? Es una bonita historia…

     El rey del Ática, Cécrope, convenció a los diferentes pueblos de ésta ciudad griega para que se unieran y creasen una ciudad-estado. Los dioses sabían que ésta ciudad sería importantísima y muchos querían convertirse en sus protectores. Al cabo de un tiempo llegaron a la conclusión de que Poseidón ó Atenea eran los que podían aspirar a ello. Para elegir a uno les propusieron una competición, tenían que entregar a los humanos un regalo, el que fuera más útil, ganaría. Poseidón golpeó el suelo con su tridente, y de él salió un caballo, los dioses quedaron impresionados, pero Atenea, sin perder su sonrisa hizo brotar del pedregoso suelo un olivo, el cual proporcionaría alimento, así como aceite para las ofrendas a los dioses, y aunque ninguno de los dioses quería ofender a Poseidón dieron por ganadora a Atenea y la nueva ciudad recibió al mismo tiempo un nombre y una protectora.
    

    Es protectora de héroes como Jasón,  Orestes, Teseo (que mató al minotauro y se convirtió en rey de Atenas), Heracles y Odiseo (cuyo viaje de regreso a Ítaca inmortalizó Homero en su Odisea). Se la identificaba con artes creativas como el hilado y el bordado. Al igual que el resto de las divinidades podía ser celosa e implacable, severa fue con Aracne, una muchacha tan segura del dominio del bordado que retó a la diosa, pero Atenea no sólo ganó el reto, sino que convirtió a su adversaría en una araña como castigo por su osadía. Contaba con una veneración especial entre los marinos, pues se le atribuía la invención de la primera barca y haber enseñado a los humanos el arte de la navegación. Los atenienses  la tenían como diosa protectora de la educación de sus hijos así como de la construcción de sus casas y templos. Fue una diosa muy querida y venerada en su tiempo.