El Alma de la Mujer

Elche, Elx, Alma de la mujer

Existe una larga lucha de reivindicaciones para que las mujeres puedan ocupar un lugar digno dentro de la sociedad. Pero hoy en día la mujer no está satisfecha con el papel que ocupa, y si la mujer tiene que conquistar ese papel, ¿se trata de una conquista o una reconquista? Parece ser que sí lo tuvo alguna vez, y se trata de una reconquista de lo que se perdió.

En líneas generales, en todos los pueblos antiguos occidentales, precolombinos, del lejano y medio Oriente, la mujer desempeñaba un papel religioso importante como sacerdotisa y cuidadora del fuego, y de los elementos sagrados. Asimismo en estos pueblos antiguos la imagen de dioses y diosas era un modelo a seguir, y nunca faltó la figura de la Gran Madre como ejemplo inspirador para las mujeres. Pero la verdadera conquista de la mujer reside en descubrir su propia alma. El alma de la mujer es vida en todos los sentidos, puede dar a luz pero también está capacitada para ayudar a vivir, es la gran educadora.

En el alma de la mujer y en el alma del hombre existen matices no de diferencia, sino de complementariedad, que podrían perfectamente conjugarse y no oponerse. Sin embargo actualmente no se produce esa conjunción, y la mujer, ante las injusticias sufridas a lo largo de la historia y el hecho de haber sido relegada a un segundo plano durante tanto tiempo, comenzó una larga lucha por competir con el hombre, que lejos de devolverle su seguridad interior, la ha debilitado aún más. Por eso ha llegado la hora de que la mujer recupere los valores auténticamente femeninos, perdidos en el tiempo pero valiosos y siempre vivos en la historia de la humanidad, de que la mujer sepa ser dueña de sí misma, que sienta que tiene fuerzas y capacidades para hacer muchas cosas  con sus propias características. Y quizás así sea posible que hagamos un Día Internacional de la Humanidad y disfrutemos de esa paz, y esa serenidad que habremos de conquistar, siempre y cuando conquistemos antes el alma de la mujer, y por qué no, el alma del hombre.